img-seccion
Eficiencia Energética

Metodología

A continuación se presenta la metodología propuesta para la realización de diagnósticos energéticos.

 

Pre diagnóstico
El Pre diagnóstico consiste en realizar la recolección de datos de consumos y equipos instalados para luego hacer una visita inicial al sitio, destinada a detectar preliminarmente las primeras oportunidades de ahorro.

 

Toma de Datos y realización de mediciones
En base al pre diagnóstico se definirán las mediciones a realizar en las instalaciones.
Para cumplir este objetivo se planifica de común acuerdo con el cliente, un cronograma de las mediciones a realizar y las medidas de seguridad que cumplirá nuestro personal (guantes aislantes, antiparras, tapetes aislantes para mediciones eléctricas, etc.).

Se estudian datos sobre producción u ocupación, a efectos de poder cruzar consumos con niveles de actividad de la organización. Además de los datos de consumos de energía, se relevan los equipos o sistemas que explican los principales usos de energía, así como los horarios de operación y modos de uso.

 

Análisis y procesamiento de la información recabada

 

* Contabilidad energética

Se realiza una contabilidad energética en base a datos históricos, la cual es presentada en forma de tablas y gráficos para su mejor comprensión.

 

* Balance de Energía

La confección de este Balance de Energía es un procedimiento sumamente útil para realizar un mejor diagnóstico y conferir confiabilidad a las recomendaciones que resulten del estudio.
La información recabada junto con los registros y mediciones realizados es utilizada para realizar un balance de energía general del sitio, tanto por fuente como por uso de energía.

 

* Índices Energéticos y Benchmarking

Se evalúan índices energéticos específicos para las instalaciones. Por ejemplo kWh por tonelada producida, o Kcal/lt procesado o kWh/persona, etc.
De existir información pública, se contrastan esto índices con los valores públicos a efectos de realizar un benchmarking, y detectar así el potencial de mejora.

 

* Línea Base para medir ahorros energéticos futuros

Se realizan correlaciones entre consumos energéticos y los parámetros que afectan el consumo (personal ocupado, producción, temperatura ambiente (“grados-mes”), etc), a efectos de lograr una curva que permita establecer una línea base del consumo actual de energía.
Se siguen las directrices del Protocolo Internacional de Medición y Verificación de los ahorros. El objetivo de esta línea base, es crear un método sistemático que permita evaluar científicamente el desempeño energético futuro de las instalaciones. De este modo, se podrán evaluar los ahorros de energía independientemente de los cambios normales que se producen como ser cambios en el nivel de ocupación del sitio (aumento o disminución del personal), variaciones de la producción, etc.

 

* Diagnóstico Energético y propuestas de MCE (“Medidas de Conservación de la Energía”)

Basados en toda la información anterior se analizan las oportunidades de ahorro de energía para todos los servicios y operaciones que se realizan en las instalaciones.
Cada MCE, es acompañada de una estimación de los ahorros previstos, las inversiones necesarias y un proyecto de inversión que incluya los índices de la misma (TIR, VAN, Período de Repago).

 

* Informe Final

Se elabora un informe final que explica los hallazgos del diagnóstico con sus respectivas recomendaciones junto a un análisis económico de los costos estimados de las mejoras recomendadas para los mismos y su impacto económico futuro basado en ahorros una vez realizadas dichas mejoras.
El informe incluye la formulación del proyecto identificado para su ejecución o presentación a líneas de financiamiento disponibles.
Este informe final cuenta con un formato básico: Resumen Ejecutivo, Introducción y Metodología, Diagnóstico, Conclusiones, Recomendaciones y Anexos.

 

Actividades Complementarias
En algunas circunstancias se podrán plantear las siguientes actividades complementarias:

 

Taller de Capacitación al usuario de Energía
Una vez finalizada la consultoría, se pueden realizar talleres con la finalidad de presentar los resultados obtenidos y brindar los conocimientos acerca de las oportunidades de ahorro de Energía mediante mejoramientos en la eficiencia energética, las tecnologías aplicables y los instrumentos propuestos para levantar las barreras para su implantación.

 

Creación del Comité Interno de Conservación Energética (CICE)
El objetivo de la creación de un CICE, es permitir que los resultados de la consultoría tengan continuidad en el tiempo y logren una mejora continua.

Crear una organización interna dentro del cliente de este tipo tendrá la capacidad de: Evaluar científicamente su desempeño energético, Realizar planes de corto, mediano y largo plazo para racionalizar el consumo de Energía, Realizar un seguimiento y ejecución de estos planes de acuerdo a los objetivos planteados y, Medición y Verificación de los ahorros logrados a largo plazo.