img-seccion
Eficiencia Energética

ISO 50001

En una organización es importante tener planes de ahorro energético, pero para poder lograr una mejora continua en la eficiencia energética es fundamental tener un Sistema de Gestión de la Energía (SGE).

 

Un SGE está vinculado directamente con cualquier otro sistema ISO que haya en la organización como puede ser ISO 14001, ISO 9001, etc. La existencia de estos otros sistemas favorece en primer lugar ya que la cultura ISO ya está instalada en la empresa, por otra parte los requisitos comunes de estas normas ya están definidos y sistematizados para su ejecución, lo cual son aprovechados para la implementación de un sistema  ISO 50001.

 

Es importante resaltar que la norma está formulada para ser aplicada en organizaciones de todo tipo y tamaño, independientemente de sus condiciones geográficas, culturales o sociales y su implementación exitosa depende del compromiso de todos los niveles y funciones de la organización y especialmente de la alta dirección.

 

Un sistema de Gestión de la Energía permite a las organizaciones establecer metodologías y procesos necesarios para mejorar su desempeño energético a través de acciones objetivas basadas en la medición, incluyendo la eficiencia energética y el uso y consumo de la energía a través de un sistema certificable por un organismo certificador.

 

Los beneficios de implementar un SGE son varios e involucran aspectos muy generales, como ser: Autoconocimiento del uso y consumo de la energía, Mejora del desempeño energético, Mejora de la competitividad, Mejora la imagen de la organización, Permite tener  sistemáticas y procedimientos, Permite conocer el potencial de ahorro de la organización, Fomenta la innovación tecnológica, Integra intereses económicos y ambientales, Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de otros impactos ambientales relacionados, Reduce los costos de la energía y Mejora de la productividad.

 

Muchos son los beneficios de la implementación de un SGE y todos contemplan aspectos muy diversos. La ventaja del sistema es que los procesos quedan "bajo control" y cualquier desviación puede ser fácilmente detectada, analizada y corregida.

La implementación está basada en la mejora continua a través de un ciclo de Deming (Planificar, hacer, controlar y actuar), se resumen en la siguiente figura las etapas necesarias de llevarla cabo.

 

 

Haz click para conocer más sobre ISO 50001